sábado, 17 de febrero de 2018

Tostadas Francesas

Uno de los platos más conocidos de la cocina internacional, que tiene varias versiones según si son belgas, inglesas, españolas (se les llama Torrejas o torrijas)... Para esta receta elegimos la más básica y sencilla, ideal para un desayuno o merienda. Es una excelente manera de rescatar un pan un poco añejo:

Ingredientes:

  • Pan que no sea de dulce y que tenga una buena corteza (puede ser pan tajado de tienda, aunque es preferible que las rebanadas sean gruesas)
  • Huevo (más o menos un huevo alcanza para tres o cuatro tajadas dependiendo del tamaño; opcionalmente se le puede poner algo de leche) 
  • Azúcar (en esta receta usamos endulzante dietético. El sabor no cambió)
  • Mantequilla o margarina (para freirlo) 
  • Extracto de vainilla
  • Algo para rellenarlas (opcional)
  • Opcionales: Canela y azúcar glass

Preparación:

Si el pan no está tajado debe tajarse en rebanadas gruesas de uno o dos centímetros de grueso.
Tomamos los huevos y el azúcar (al gusto) y los ponemos en una fuente para batirlos: 

Ya que los hayamos batido algo, agregamos la esencia de vainilla.


Se debe batir con mucha fuerza (no se requiere usar batidora) para que los ingredientes se integren bien, Verifique la sazón y vierta una buena parte de la mezcla en un plato pando, para sumergir el pan.


Cada tajada debe empaparse bien de la mezcla, así que hay que dejar que absorba algo por los dos lados. Mientras, empiece a derretir la mantequilla en una sartén calientita, pero no a fuego muy alto, para que la mantequilla no se queme:


Y ahora ponga a dorar en la mantequilla las tajaditas por los dos lados




Aquí la receta puede variar un poco, porque estando ya listos, se pueden espolvorear de canela y azúcar glass, como en la receta clásica, que en casa no hicimos pues no había ninguno de los dos ingredientes...


Así que optamos por hacerles un rellenito de fruta picada y mermelada de frambuesa.


Expectativa vs realidad...
aunque no usamos la receta del libro que era demasiado sofisticada e incluía queso crema y el uso de un horno


Pero quedaron deliciosas, así que anímense a prepararlas, no quedarán decepcionados

miércoles, 4 de octubre de 2017

Cenas Románticas

Esta es para Laura Rubi, que me preguntó del tema
El ideal que muy pocos logran
Una cena romántica, queridos amigos, es caro empeño.
Especialmente si lo que desean es cocinar para enamorar.
Así que nos saltaremos las cenas donde el interesado lo que hace es llamar a un restaurante y pedir una reserva, vamos a hablar de las que uno mismo realiza.
Yo diría que hay dos tipos, la primera, donde ambos se meten a la cocina a preparar platillos... la verdad ahí el plato importa poco, porque la diversión está en la preparación. Una afortunada me contaba lo divertido de meterse a cocinar desnudos. Sospecho que no preparaban muchos fritos 😉
Así que uno de los dos se va a meter a cocinar. ¿Qué preparar?
Primer e importantísimo consejo: carne mejor no; o si se deciden por el poder afrodisíaco carnívoro (cerdo o res, da lo mismo) las porciones deben ser pequeñas. El estómago lleno impide una buena ejecución amorosa a posteriori.
Así que sugiero algo liviano.
Y tampoco serviría comida rápida... puede que sepa bien y todo, pero en mi opinión no se presta a la seducción.
Yo no serviría entradas, daría quizá una copa de vino como aperitivo mientras el afortunado espera un máximo de 15 minutos a que la cena esté lista.
Como fuerte, me la jugaría a:
  • Cordon blue con salsa de ciruelas, arroz blanco y tomates en cuartos con aceite de oliva.
  • Crepes de pollo con salsa bechamel, ensalada de lechuga y tomate verde y pan con mantequilla de ajo.
  • Un ceviche de camarones queda muy bien y su ejecución no es tan compleja con camarón precocido.
  • Spaguetti al burro o con bechamel con tocineta. Pan de ajo 
  • Rollitos de lasaña (no más de 2) con carne bolognesa.
  • Pechuga de pollo al horno -o asada- con salsa de champiñones -que se puede hacer con sopa de sobre y sale muy pronto-
  • Omelette. Yo la haría con tocineta y queso.
Y algún postre liviano para rematar.

Esta es el tipo de comida que merece vestirse de gala y una mesa con cristales, cubiertos y cristalería.
Sin embargo... 
Cuando uno piensa en una cena romántica no piensa en comida de dulce, pero un picadito de frutas que se puedan comer sin cubiertos -si no son de esos maniáticos que no soportan ensuciarse las manos- con diversas cremas y salsas podría ser una gran experiencia: mango en rajas, fresas enteras, melón en cuartos, uvas frescas, cuartos de durazno, frambuesas, bananas... con crema fresca, chocolate líquido, ají suave -les sorprendería los bien que saben muchas frutas con un toque de ají...-, infaltable la miel... Manos a la obra y disfruten del placer de darse bocaditos el uno al otro.
Otra opción, en especial si ya son una pareja que se conoce y solo quiere conocer cosas nuevas -y no importa impresionar tanto a nivel del hambre- hacer algún postre juntos puede ser una gran idea, para comerlo después.
Una mousse básica -que admite muchos sabores diversos- puede ser genial, o hacer un fondue de chocolate con frutas es muy sencillo también. Un flan -asi sea de caja- se realiza rápido y estará cuajado para cuando necesiten recuperar fuerzas.
Un brownie de microondas los saca de apuros para unas oncesitas rápidas y puede ser deslumbrador la primera vez que se realiza.
Ahora bien, si el asunto es más bien de hambre inmediata y feroz, una crema cualquiera con pan calientito sería una opción maravillosa, si lo que desean es compartir algo rápido o recuperar las fuerzas. Sirva su crema de sobre sin complejos, pero déjele caer una lluvia de parmesano -y si puede gratinelo- y quedará regio.
Talvez más adelante me expanda más con este tema y pueda preparar las recetas que sugiero aquí...

martes, 30 de mayo de 2017

Hielo casero

... Y otros tutoriales graciosos en Internet
Están de moda los tutoriales de Internet para hacer delicias; En unos pocos segundos y si tienes los ingredientes listos, puedes atreverte a hacer platos que nunca antes habías probado. Dice mi papá con bastante resentimiento "Ahora con Internet cualquiera es chef".
No creo que sea tan así, pero...
Este tutorial, por ejemplo, me encantó:
Ya sé que es una burla para los que se toman (nos tomamos?) muy en serio los tuto de cocina, pero a todo hay que verle el lado divertido 😆

jueves, 27 de abril de 2017

La granada


Nota: Hice este post, porque después de muchos años volví a ver (Y a comer, claro!) esta fruta deliciosa. Las fotos que los ilustran son todas de mi autoría. Sírvanse usarlas si las requieres, pero denme el crédito)
Granadas
La granada es el fruto del árbol de Granado (Punica granatum) que es es un pequeño árbol frutal caducifolio originario del oriente. El árbol se originó en la región persa ya en 3000 aC, pero fue traído al hemisferio occidental por los colonizadores españoles en el siglo XVIII.

Su nombre "Granada" proviene de las palabras latinas, pomum, lo que significa "manzana", y granatum, el epíteto específico, deriva del adjetivo latino grānātus, que significa "con abundantes granos". 
Este se su nombre en diversos idiomas: 
Catalán: magrana
Alemán: granatapfel
Inglés: pomegranate
Francés: grenade
Italiano: melagranata
Holandés: granaatappels
Es una fruta redonda con una coloración rojo profundo que contienen cientos de semillas rodeadas de una pulpa comestible, llamada arilo. 
Fruta entera y abierta
Esta fruta se desarrolla en un clima mediterráneo, por lo que se empezado a cultivar en sitios como suramérica y australia.
Por el color de su fruto (que suele ser rojo encendido) dio su nombre a la piedra semi-preciosa que es el Granate.
Es un fruto con una valor simbólico altísimo, casi siempre relacionado al amor y a la fertilidad.
Según la mitología griega, el primer granado fue plantado por Afrodita, la diosa griega del amor y de la belleza, mientras que el dios del infierno Hades, le ofreció su fruto a la bella Perséfone para seducirla.
En la biblia se menciona varias veces (muchas de ellas en "El Cantar de los Cantares") donde simboliza abundancia y prosperidad, así como fertilidad y felicidad conyugal.
En la masonería aparece en la parte superior de las columnas J y B.  El simbolismo que representa para los masones es que cada masón representa una semilla, que juntas y unidas por su néctar rojo, simboliza esta unión como una unión de sangre, es decir de hermanos
También se usa en Heráldica, teniendo España y Colombia (y siendo los únicos países) esta fruta dentro de su escudo nacional:
 
Escudo de España -             Escudo de Colombia
Llama tambipen la atención que la capital del segundo país (Bogotá), tenga también Granadas:
Escudo de Bogotá
Aunque quizás no es tan raro, si tenemos en cuenta que uno de los primeros nombres de Colombia fue "Nuevo Reino de Granada".
Es una fruta muy refrescante, de la que se extrae un zumo llamado "granadina" que se utiliza muchísimo en coctelería y que hoy, tristemente es un saborizante más, puros químicos y nada de realidad.
En algunos países orientales hacen un té caliente con esta fruta, que es delicioso (y qué he tomado una sola vez en la vida).
También se puede utilizar en postres y en recetas varias como los famosos chiles en nogada mexicanos.
Tiene un altísimo poder nutricional: muy pocas calorías y es rica en antioxidantes, polifenoles y vitaminas.
Cucharada de los granos de granada
Es una fruta muy rara y difícil de conseguir en la mayoría de los sitios del mundo, así que por eso y por todo lo que hemos dicho, si se les atraviesa una fruta del granado delante, no dejen pasar la oportunidad de comerla y disfrutarla.

martes, 11 de abril de 2017

La Pitadora

Esta marca de cocina presenta un concepto innovador de comida prelista: Solo saque de la caja, ponga a calentar en el microondas y cuando el empaque "pite" (de ahí su nombre) su cena está lista.
En la oficina compramos esto dos:
El sistema nos pareció práctico, el costo no es desmesurado (aproximadamente unos 8.000 pesos) pero no es más económico que almorzar en un sitio regular y el sabor fue bueno, con la ventaja de que son productos sin conservantes químicos:
La Pasta
El Calentado (el aguacate si es adición mía 😉 )
En este link podemos ver el video promocional de la marca.
Esta es una opción interesante para tener en casa para casos de emergencia.

lunes, 27 de febrero de 2017

Arroz de leche

Arroz de leche

Esta es una de las recetas de postres más tradicionales, sencillas y económicas de Latinoamérica, que se utiliza para merendar, como lonchera para los niños o para calmar un antojo.
Aunque es un postre que admite muchas variaciones, la receta que presentamos a continuación es la más simple; Una vez que se familiarice con ella, podrá realizar miles de deliciosos cambios.

Ingredientes:


  • Agua abundante (4 a 6 tazas)
  • 4 tazas de leche líquida
  • 1 taza de arroz
  • Media taza de azúcar blanca (Se puede poner más, según el gusto del consumidor)
  • Dos o tres bastoncitos de canela





Preparación:




Ponga a hervir el agua y lave el arroz cuidadosamente.










Cuando el agua hierva, agregue el arroz y déjelo cocinar 10 minutos a fuego alto para que se ablande.











Mientras tanto, ponga a hervir la leche junto con el azúcar.








Cuando el arroz ya esté cocinado (lo que en pasta sería "al dente")











Saque el arroz del agua y escúrralo bien.
Lávelo con agua fría.







Cuando la leche haya hervido, agregue el arroz y la canela.






Cocínelo a fuego suave por 15 minutos (hasta que el arroz quede bien blando) Saque las ramas de canela
5 minutos antes de terminar la cocción puede agregar coco rallado, pasas de uva, queso rallado, licor… el ingrediente con el que desee variar su receta. En mi caso, cerezas en almíbar (sin el almíbar, para no aguar el arroz)
Puede consumirse caliente o frío y dura aproximadamente tres días almacenado en la nevera (heladera, refrigerador)
El resultado Final.

martes, 14 de febrero de 2017

Torta Sorpresa de Frutos Rojos

Últimamente he estado de "postríbulo" en "postríbulo" o quizás es solo que mi vida es tan aburrida que solo me consuelo cocinando.
Hace ya años vi una enciclopedia de cocina en 5 tomos y los cambié por los tomos de la enciclopedia británica. Sin duda salí ganando, ya que la cocina nunca pasa de moda. Y la británica pesa mucho.
En estos días me dio por preparar una de las recetas de esos libros, a la que hace tiempos le tenía ganas, pero nunca me había animado a realizar, pero es que cuando te llegan a casa con una caja de agraz... hombre, hay que ponerse manos a la obra.
ALERTA SPOILER: 
este es un postre que requiere tiempo, no lo haga si está de afán, requiere al menos 12 horas (más de la mitad será metido en la nevera) de preparación.

Ingredientes:


  • Colección de frutos rojos (dependiendo del tamaño de la torta será la cantidad de los mismos, así como de la variedad: se puede hacer con solo mora -entonces digamos que fueran un par de kilos para una torta de buen tamaño- o con cualquier otra que se les cruce: fresas, cerezas, frambuesas... Puede comprarse el mix de frutas rojas en almíbar o se pueden preparar como lo haré en esta receta). Para un Pirex de 3 Lt como este usé 1 Lb de moras, 1Lb de fresas, 1 Lb de agraz y media docena de cerezas que sobrevivieron a la receta del arroz con leche. Si tiene dudas, en primer lugar recuerde que el tamaño de las frutas se verá sensiblemente reducido (sueltan el juguito en la cocción) y que es mejor que sobre y no que falte, total lo que quede se puede congelar para convertirlo después en otras recetas.
  • Agua (suficiente para que remojen las frutas... Aproximadamente media taza por Lb de fruta)
  • Azúcar (si, y solo si, piensa preparar las frutas en casa, de otro modo no hace falta). aproximadamente el doble de la cantidad de agua.
  • Tajadas de pan de molde (de preferencia blanco, aunque podría usar pan de frutos rojos -existe, pero no lo veo reseñado en la página de la empresa que lo fabrica-, aliñadito de mantequilla, pan de huevo... ) o si se siente muy fino, ponqué tajado de sabor neutro (vainilla o alguno similar)

Preparación




Ponga a hervir el agua con el azúcar a todo gas. La idea es que a medida que se cocina se reduce y se espesa.







Cuando el agua hierva, ponga la fruta. Hay frutas que requieren cocciones más prolongadas que otras. Más o menos así:

Cerezas (cuando son frescas)
Agraz
Moras
Ciruelas frescas (sin semilla). Si usa ciruelas pasas, sigue la misma regla de las frambuesas.
Fresas
Frambuesas
Más o menos así, poniendo la fruta cada dos o tres minutos.
El almíbar, cuando hierve, tiende a subir (de manera similar a la leche) por lo que la olla en que se prepare el dulce de frutas debe tener un buen tamaño y una buena capacidad para que no se derrame. Yo particularmente prefiero las ollas altas a las anchas para esta labor.
Hacer el relleno de frutas es fácil, se ponen simplemente en el almibar a full fuego (ahí el almíbar debió volver a hervir), empezando por las primeras de la lista y terminando con las ultimas: las frambuesas se ponen, se apaga el almíbar y se deja conservar.
Revuelva ocasionalmente durante este proceso.
Finalmente, deje reposar las frutas en la olla con tapa durante 10-15 minutos y ya están.
El tiempo de cocción depende de la cantidad de fruta; Es mejor que la fruta se cocine de más y no que quede cruda. Si tiene dudas, saque una fresa y mire la consistencia. Deben quedar blandas, pero es mejor que no se deshagan demasiado.
Tenga en cuenta que si lo hace de una sola fruta, deberá dejar que el agua se cocine más tiempo con el azúcar (y sin la fruta) para que el almíbar espese como debe ser.
Ya que haya terminado lo de la cocción, saque la fruta del almíbar con una cuchara de huecos; no es necesario que se escurra del todo, pero la idea es que no todo el almíbar vaya a dar al pastel, pues se corre el peligro de que el postre pierda consistencia, así que no deje que la fruta "nade" en el almíbar después de sacarla. 
Ponga la fruta aparte y déjela enfriar un poco. No es necesario refrigerarla. Ni siquiera debe reposar mucho tiempo. Apenas lo justo mientras realiza el paso siguiente:
Forre el molde seleccionado donde preparará su torta con las tajadas de pan /pastel tratando de cubrirlo de manera total. Si es necesario ponga tajadita doble en el fondo y parta las que le impidan un buen cubrimiento.
En la receta original la torta es redonda, por eso elegí ese molde (en vez de hacerlo en un cuadrado o rectangular) y realmente no sé como salga de otra forma, porque hay un paso que es complicado de hacer en un molde de otra forma.
Ya que tenga su molde bien tapizado, ponga la fruta al centro y esparza almíbar por los bordes del pastel para humedecerlo, pero no tanto como para que se haga un pozo al fondo del pastel o corre el riesgo de que deshaga.
Finalice cubriendo el fondo con otra capa de pan/tajadas de torta y humedézcalas con más almíbar.
Ahora viene una parte muy importante: busque una tapa, plato o algo de tamaño redondo y plato que case exactamente con el fondo de su pastel, póngalo y presione.
Fuerte.
Muy fuerte y sin miedo que si eligió bien la tapa, ni al postre ni al molde les pasará nada.
Muy posiblemente verá almíbar surgir de las profundidades (como cuando se rebosa un tanque de agua), pero no hay lio, escúrralo y ponga algo pesado sobre esa tapa y deje reposar al menos dos o tres horas.
Si se preguntan qué se hace con el almíbar, lo pueden refrigerar y después rociar una torta mediocre para realzar su sabor, congelar los cubitos y licuarlos con leche para hacer malteada, cocinarlo aún más y convertirlo en salsa para helados o que espese aun más y se convierta en mermelada. En mi casa hicimos 3 de 4.
Si el peso que le puso a la tapa cabe en la nevera mejor (refrigere su postre con todo y peso), pero si no, pasado ese tiempo puede quitarlo y refrigerar el postre toda la noche.
Yo tuve que ponerle un plato hondo boca abajo (para que presionara de manera homogénea) y encima del plato, una olla como con 5 litros de agua. Sobra decir que no pude meter el molde con todo y peso a la nevera, por lo que doy fe que las tres horitas de reposo bajo el peso hacen efecto.
A la mañana siguiente debe verse más o menos así (imagen de la izquierda... donde si se fijan y la amplían, se ven las marcas de la tapa) y estamos listos para desmoldar.
Como este postre no tuvo engrasada del molde (como se hace con gelatinas y áspics) ni enharinada (como se hace con los pasteles) la desmoldada debe ser con cuidado para no romperlo.
Yo cogí el cuchillo más planito de mi colección y lo enterré cuidadosamente, tratando de tocar la masa lo meno posible, en dos de los costados del postre y tan al fondo como pude (era un cuchillo flexible y prácticamente tocó el fondo del molde, como se puede ver en la imagen de la izquierda) y después puse el molde boca abajo sobre la tapa. Afortunadamente salió sin problemas. (como se puede ver en la imagen de la derecha...).
No lo puse directo en el plato porque el plato es mucho más grande que el molde y me dio miedo que se rompiera en la caída; Si hacen lo mismo que yo, sostengan con fuerza, porque este postre (mucha fruta y poca harina) es bastante pesado, no vaya y se les caiga y se destroce.
Después de "aflojarlo" lo devolví al molde y ahí si lo dejé caer en el plato.
La presentación adecuada es rociarlo con más almíbar si se desea y batir crema de leche fresca con azúcar para hacer una chantillí y decorar.
A mi me dió pereza batir la crema y terminé derramándola sin ton ni son sobre la torta, pero mi familia es tolerante a mis debilidades culinarias... Además TODOS teníamos pereza de ponernos a cernir azúcar glass y a sacar la batidora de su caja... y peor aún, después ponerse a lavar cuchillas. Como quien dice quedó así no más, aunque debo decir como acierto casual, que siento este postre prácticamente puro dulce, la crema sin azúcar le sentó genial, porque cortó algo del hostigante sabor a dulce del postre, por lo que ustedes bien podrían batirla sin azúcar.
Expectativa Vs Realidad
Como sea, he de decir que la torta quedó deliciosa (desapareció en menos de dos horas, entre 7 comensales, todos los cuales repitieron sin vergüenza), no requirió gelatina u otro ingrediente para que no se deshiciera (consideré ponerle gelatina sin sabor) y era manejable y fácil de cortar.
Mi papá comentó que quedaría mejor con pan, para no agregar el dulce de la torta al de las frutas en almíbar. Si la hago con pan, ya comentaré aquí si mejora, empeora o queda igual.
Buen apetito!
Creo que esta torta también quedaría muy buena con frutas amarillas (piña, duraznos...) aunque evidentemente su color no será tan atractivo, pero el sabor de seguro también será delicioso.
 

God Eats Good Template by Ipietoon Cute Blog Design